Health Information

El miedo a un brote de Ébola en los Estados Unidos no está justificado, según los expertos

  • Home
  • Health Information

The more you know about your health, the better prepared you are to make informed healthcare decisions. Our health library gives you the information you need to take charge of your health.

El miedo a un brote de Ébola en los Estados Unidos no está justificado, según los expertos

El virus no se transmite fácilmente y la atención médica de los Estados Unidos es muy superior a la de África occidental

MIÉRCOLES, 6 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- La decisión de traer de vuelta a dos cooperantes estadounidenses infectados con el Ébola a los Estados Unidos ha suscitado la controversia, y hay quien teme un brote a nivel local del virus letal.

Pero los expertos en enfermedades infecciosas afirman que casi no hay probabilidades de que el Dr. Kent Brantly o Nancy Writebol provoquen un brote de Ébola en el país.

"El riesgo de que se propague a partir de esas dos personas se aproxima a cero", dijo el Dr. Lee Norman, jefe médico del Hospital de la Universidad de Kansas y experto en el Ébola.

Sin embargo, según la CNN, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. en Atlanta han recibido correos electrónicos llenos de odio y llamadas telefónicas de personas enojadas por la decisión.

Comentadores famosos, como el multimillonario Donald Trump, también han cuestionado la idea de traer a los cooperantes a casa. "El paciente con el Ébola será trasladado a los EE. UU. dentro de unos días. Ahora sé con seguridad que nuestros líderes son unos incompetentes. ¡NO LOS TRAIGAN AQUÍ!", dijo Trump en un tweet, según la CNN.

Es comprensible que la noticia haya alarmado a algunas personas al principio, dijo Norman.

"Cualquier cosa nueva que sea una enfermedad infecciosa horrible va a generar muchas preguntas y muchas dudas", dijo.

Pero aunque el Ébola es un virus muy letal, que ya se ha cobrado 932 vidas en el brote en África occidental, no es fácil de contagiar, enfatizaron los expertos.

En primer lugar, el virus no se transmite por el aire, de modo que no se puede contraer simplemente por estar cerca de un paciente, como podría ocurrir con un resfriado o un virus de la gripe. El Ébola solamente se propaga mediante el contacto directo con los fluidos corporales de una víctima, explicó el Dr. Ambreen Khalil, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

Eso significa que es muy improbable que una persona contraiga el Ébola simplemente por estar en la misma habitación, el mismo avión, autobús o ascensor que alguien que tenga el virus, sobre todo si la persona no muestra todavía los síntomas de la enfermedad del Ébola, que incluyen el sangrado, vómitos y diarrea.

"Digamos que usted se encuentra con alguien en el aeropuerto que no presenta los síntomas", dijo Khalil. "A menos que de algún modo usted entre en contacto con su sangre, no se lo va a contagiar".

Estados Unidos también se diferencia de muchas maneras fundamentales de África occidental que hacen que un brote de Ébola aquí sea improbable y mucho más fácil de contener.

Las personas a menudo viven en un contacto estrecho entre sí en África, y una docena de familiares o más viven en la misma casa, indicaron los expertos. Además, las prácticas funerarias en África occidental con frecuencia implican que los familiares laven y preparen el cuerpo, lo que pone a las personas en un contacto directo con fluidos corporales que contienen el Ébola, afirmaron Khalil y Norman.

En los Estados Unidos, las personas viven mucho más desperdigadas, y los profesionales son los que preparan el cuerpo en un funeral.

Los servicios de atención sanitaria y de salud pública de los Estados Unidos también son mucho más diestros a la hora de controlar las enfermedades infecciosas, dijo Khalil.

Los médicos y las enfermeras se apresuran a colocar a las personas enfermas en aislamiento protector y a protegerse a sí mismos con trajes herméticos frente a riesgos biológicos.

"Hasta las personas que les atienden tienen un riesgo mínimo de contagiarse", dijo Khalil con respecto a los dos pacientes que son tratados en Atlanta. "Cada día atendemos a personas con influenza y tuberculosis infecciosa activa, y ambas son más contagiosas que el Ébola".

Una vez aclarado eso, Norman añadió que está convencido que el Ébola llegará a los Estados Unidos y a Europa en algún momento del futuro. Sin embargo, el hecho de poder tratar a Brantly y a Writebol en los Estados Unidos en realidad ofrece a los médicos y a otro personal médico una experiencia valiosa, de modo que pueden aprender más sobre el virus y hacer mejores preparaciones.

"Sabemos a lo que nos enfrentamos ahora y podemos afrontarlo", dijo. "Creo que vamos a aprender mucho más sobre la biología del virus a lo largo del tiempo".

Khalil espera que le pánico inicial del público con respecto al regreso de los cooperantes finalmente se calmará y en lugar de eso la gente se centrará en los sacrificios que han hecho para ayudar a los demás.

"Deberían verse como héroes", afirmó. "Se trata de personas muy generosas que se esforzaron mucho para ayudar a personas que están muriendo de esta enfermedad. No deberíamos estar tan absortos en nosotros mismos que todo lo que pudiéramos pensar es: '¿Me voy a contagiar?'".

Brantly, de 33 años, es un médico de familia de Texas que trabaja de director médico del centro de tratamiento Samaritan's Purse en Monrovia, la capital de Liberia. Writebol, de 59 años, es una higienista que trabaja para un grupo asociado con Samaritan's Purse.

Brantly llegó el sábado al Hospital Universitario de Emory, y tenía la suficiente fuerza como para entrar andando al hospital. Writebol llegó el martes y entró en camilla, cubierta de la cabeza a los pies con un traje protector.

Se ha informado de que ambos están estables.

Más información

Para más información sobre el virus del Ébola, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (http://www.cdc.gov/vhf/ebola/ )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Lee Norman, M.D., chief medical officer, University of Kansas Hospital, Kansas City; Ambreen Khalil, M.D., infectious disease specialist, Staten Island University Hospital, New York City; CNN