Health Information

Uno de cada diez supervivientes al cáncer siguen fumando años después, según un estudio

  • Home
  • Health Information
Uno de cada diez supervivientes al cáncer siguen fumando años después, según un estudio

Los expertos afirman que el hallazgo muestra lo difícil que es dejar de fumar y que los médicos han de hacer un mayor esfuerzo para ayudar a que eso ocurra

MIÉRCOLES, 6 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Casi el 10 por ciento de las personas que sobreviven al cáncer siguen fumando una década después, según un nuevo estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Los expertos dicen que los hallazgos, que aparecen en línea el 6 de agosto en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention, muestran que algunos supervivientes al cáncer necesitan una ayuda continua para dejar de fumar.

El estudio también hace hincapié en lo difícil que puede ser dejar de fumar, comentó el Dr. Norman Edelman, asesor médico principal de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

"¿Me sorprenden estos hallazgos? No", dijo Edelman, que no participó en el estudio. "Son consistentes con lo que he observado en la práctica clínica. Con respecto a los supervivientes al cáncer, uno de los problemas que tenemos es el de convencerlos de que hay una razón [para dejar de fumar]".

Y sin embargo está claro que hay una razón, señaló Edelman, dado que dejarlo podría reducir las probabilidades no solo de una recurrencia del cáncer, sino también de afecciones letales como el enfisema y las enfermedades cardiacas.

"Fumar puede matarle de muchas maneras", dijo Edelman.

Los nuevos hallazgos se basan en casi 3,000 adultos estadounidenses que participaron en un estudio a largo plazo de supervivientes al cáncer.

"No hemos sabido realmente lo que sucede [con el hábito de fumar] años después de que a una persona se le diagnostique un cáncer", dijo el investigador principal Lee Westmaas, director de investigación sobre el control del tabaco de la sociedad contra el cáncer.

Su equipo halló que más del 9 por ciento de los supervivientes al cáncer fumaban una década después del diagnóstico.

"Y fumaban mucho", señaló Westmaas. Los que fuman en la actualidad promedian 15 cigarrillos al día, aunque el 40 por ciento fuman más que eso.

Además, las personas que han sobrevivido al cáncer de pulmón o al de vejiga (dos cánceres relacionados estrechamente con el tabaco) tenían las tasas más altas de tabaquismo actual (el 15 y el 17 por ciento, respectivamente).

A Edelman no le sorprendió que los supervivientes al cáncer de pulmón estuvieran entre los que más probabilidades tenían de seguir fumando. "Se trata de fumadores empedernidos", aseguró. "No les resulta fácil dejar de fumar. Requiere de mucha paciencia. Rara vez las personas dejan de fumar en el primer intento".

Westmaas dijo que no está claro si algunos de los que seguían fumando habían intentado dejarlo, aunque sin éxito. La "buena noticia", añadió, es que un tercio de los participantes del estudio que fumaban en el momento del diagnóstico fueron capaces de dejarlo.

Según Westmaas, los hallazgos sugieren que los médicos "podrían hacerlo mejor" a la hora de preguntar a los supervivientes al cáncer sobre su hábito de tabaquismo y de ayudarles a dejarlo.

"Para estos pacientes", dijo, "dejar de fumar es lo mejor que pueden hacer para mejorar sus probabilidades de supervivencia y su salud en general a largo plazo".

Y nunca es demasiado tarde para dejarlo, según Jamie Ostroff, directora del programa de tratamiento para el tabaco del Centro Oncológico Conmemorativo Sloan-Kettering de la ciudad de Nueva York.

"Hay evidencias científicas de que dejar de fumar mejora el pronóstico de los pacientes de cáncer", dijo Ostroff. Eso significa que no solo tienen más probabilidades de sobrevivir al cáncer, sino que la salud en general es mejor a largo plazo, indicó.

De modo que dejarlo es clave para los pacientes con cáncer, señaló Ostroff, y no solo con respecto a los tipos de cáncer que claramente están asociados con fumar.

"Tenemos medios seguros y efectivos para dejar de fumar, y se deberían ofrecer a todos los pacientes de cáncer", afirmó Ostroff.

Algunas de las opciones son la terapia de reemplazo de nicotina, los medicamentos y el asesoramiento conductual. Y la mayoría de las personas necesitan ayuda. Según la sociedad del cáncer, solamente entre el 4 y el 7 por ciento de los fumadores pueden dejar de fumar por su cuenta en el primer intento.

La realidad, dijo Edelman, es que la mayoría de las personas necesitan hacer varios intentos antes de conseguir dejar de fumar para siempre.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer cuenta con recursos para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito (http://www.cancer.org/espanol/salud/comomantenersealejadodeltabaco/fragmentado/pasos-para-dejar-de-fumar-why-so-hard-to-quit ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Lee Westmaas, Ph.D., director, tobacco control research, American Cancer Society, Atlanta, Ga.; Normal Edelman, M.D., senior medical advisor, American Lung Association; Jamie Ostroff, Ph.D., director, tobacco treatment program, Memorial Sloan Kettering Cancer Center, New York City; Aug. 6, 2014, Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention, online