Health Information

¿Es posible evitar los esteroides para el dolor de hombro?

  • Home
  • Health Information

The more you know about your health, the better prepared you are to make informed healthcare decisions. Our health library gives you the information you need to take charge of your health.

¿Es posible evitar los esteroides para el dolor de hombro?

La fisioterapia es tan efectiva como las inyecciones, afirman unos investigadores

MARTES, 5 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- La fisioterapia y las inyecciones de esteroides producen resultados parecidos para aliviar el dolor de hombro, según un estudio reciente.

Los investigadores compararon los dos métodos no quirúrgicos en un grupo de más de 100 adultos que sufrían de dolor de hombro provocado por problemas en el manguito rotador, tendinitis o bursitis.

"La mejora de las personas de ambos grupos fue la misma tanto si se les inyectaban esteroides como si iban a fisioterapia", dijo el investigador principal, Daniel Rhon, del Centro para los Intrépidos del Centro Médico Brooke del Ejército en el Fuerte Sam Houston de Texas.

"También fue una mejora bastante grande, de aproximadamente un 50 por ciento, y se mantuvo durante al menos un año", dijo.

Pero las personas del grupo de las inyecciones usaron más servicios de atención médica y realizaron un número significativamente mayor de visitas al médico relacionadas con el hombro durante el año de estudio, dijo Rhon.

"Las visitas adicionales al médico de atención primaria podrían indicar que tenían un problema persistente y deseaban que se realizara un mayor seguimiento", comentó.

Además, el 20 por ciento de aquellos a los que se aplicaron inyecciones de todos modos terminaron yendo a fisioterapia y aproximadamente el 40 por ciento de los que recibieron las inyecciones necesitaron más de una inyección, indicó Rhon.

"Aunque no lo sabemos con seguridad, la necesidad de otra inyección probablemente indicaría que seguían teniendo el dolor, sobre todo porque las inyecciones adicionales eran optativas", señaló.

Aproximadamente a una de cada cinco personas del grupo de la fisioterapia también se le administró una inyección durante el año de seguimiento", señaló Rhon.

Los hallazgos deberían tranquilizar a los pacientes que prefieran evitar las inyecciones. "A algunos pacientes no les gustan nada las inyecciones, de modo que la fisioterapia podría ser una opción muy buena y efectiva", añadió Rhon.

El informe apareció el 4 de agosto en la revista Annals of Internal Medicine.

El Dr. Michael Hausman, profesor de cirugía ortopédica en el Centro Médico Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, dijo que los hallazgos "parecen contradictorios con mi experiencia en la práctica".

La mayoría de sus pacientes que se deciden por la fisioterapia afirman que su dolor empeoró con la terapia, dijo Hausman.

"Probablemente la razón fue que la terapia implica la realización de ejercicios de estiramiento, de tal modo que los pacientes estiran los tendones que están dañados", explicó. "No es sorprendente que la terapia agravara los síntomas".

Hausman cree que las inyecciones de esteroides funcionan y deberían formar parte del tratamiento si la fisioterapia no es suficiente.

"Si la articulación está rígida, se deberían realizar ejercicios de estiramiento para restablecer la movilidad completa. Se deberían evitar los ejercicios que ejerzan una tensión sobre el tendón del manguito rotador", señaló. "Si los síntomas se mantienen y limitan la actividad, entonces recomendaría una inyección de esteroides con un máximo de dos inyecciones".

El dolor de hombro es una afección muy habitual, y las decisiones sobre el tratamiento no son uniformes, dijo el Dr. Michael Mizhiritsky, fisiatra del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. "Se ha de realizar un diagnóstico preciso antes de iniciar el tratamiento. Un médico experimentado necesita evaluar a un paciente y tener en cuenta las pruebas del diagnóstico, como las radiografías y la IRM", dijo. "Solo entonces se debería empezar el tratamiento".

El tratamiento debería incluir la fisioterapia, afirmó Mizhiritsky. "Las inyecciones de esteroides deberían tenerse en cuenta antes de empezar la fisioterapia o en cualquier momento en que no se haya producido un mejora significativa oportuna, y se necesita llevar a cabo un programa de ejercicios para casa", añadió.

Para el estudio, el equipo de Rhon asignó aleatoriamente a 104 pacientes con dolor de hombro de 18 a 65 años de edad a que recibieran inyecciones de esteroides o a que asistieran a 6 sesiones de fisioterapia durante 6 semanas. Los participantes informaron sobre su dolor a lo largo del estudio.

Durante el año de estudio, a los que se inyectaron los esteroides pudieron recibir hasta tres inyecciones.

La fisioterapia incluyó una combinación de manipulaciones de la articulación y los tejidos blandos, estiramientos, técnicas de contracción y relajación muscular y ejercicios para promover el movimiento del hombro, el pecho o el cuello. A estos pacientes también se les dieron ejercicios que podían hacer en casa que reforzaban la terapia.

Más información

Para más información sobre el dolor de hombro, visite la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00704 ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Daniel Rhon, D.Sc., Center for the Intrepid, Brooke Army Medical Center, Fort Sam Houston, Texas; Michael Hausman, M.D., professor, orthopedic surgery, Mount Sinai Medical Center, New York City; Michael Mizhiritsky, M.D., physiatrist, Lenox Hill Hospital, New York City; Aug. 4, 2014, Annals of Internal Medicine