Health Information

EE. UU. podría enfrentarse a una escasez de oncólogos

  • Home
  • Health Information

The more you know about your health, the better prepared you are to make informed healthcare decisions. Our health library gives you the information you need to take charge of your health.

EE. UU. podría enfrentarse a una escasez de oncólogos

Se calcula que la brecha llegue a casi 1,500 especialistas en una década, advierte la Sociedad Americana de Oncología Clínica

MARTES, 11 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- Las personas que luchan contra el cáncer quizá tengan que esperar más tiempo para ser atendidas por un especialista en la enfermedad en las próximas décadas, a medida que la demanda de tratamiento supera al número de oncólogos que ingresan a la fuerza laboral, advierte un nuevo informe publicado el martes.

Se anticipa que la demanda para los tratamientos del cáncer aumente un 42 por ciento o más para 2025, mientras que la oferta de oncólogos solo aumentará un 28 por ciento, hallaron los expertos.

La discordancia entre la demanda y la oferta podría resultar en una escasez de casi 1,500 oncólogos para 2025, según el informe de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO).

Las personas que viven en áreas rurales serán las más afectadas por la escasez, predijo el informe. Actualmente, apenas el 3 por ciento de los oncólogos trabajan en áreas rurales, aunque el 20 por ciento de los estadounidenses viven en esas áreas.

"Nunca queremos que un paciente de cáncer tenga que esperar para ver al oncólogo", planteó el Dr. Richard Schilsky, director médico de la ASCO. "Desde que estamos conscientes del problema, comenzamos a pensar sobre cómo mitigarlo".

Schilsky dijo que cree que los oncólogos tendrán que contar con los médicos de atención primaria, las enfermeras autorizadas para expender recetas médicas y los asistentes médicos para gestionar el tratamiento básico del cáncer y la atención de seguimiento a medida que aumente la demanda. "Esto dará a los oncólogos el tiempo para manejar los pacientes de cáncer más complejos", explicó.

Es probable que ciertos factores se combinen para aumentar el número de pacientes que buscan tratamiento para el cáncer en los próximos años, apuntó Schilsky, entre ellos:

  • El envejecimiento de la generación de la postguerra. "Ahora todos tienen entre 60 y 69 años, y esa es la edad con el mayor riesgo de contraer cáncer", comentó.
  • Las mejoras en el tratamiento del cáncer. Actualmente, viven en EE. UU. 13.7 millones de supervivientes al cáncer, una cifra récord, apuntó Schilsky, y muchos desean mantener una relación con el oncólogo aunque estén libres de cáncer.
  • La reforma de la asistencia sanitaria. "Habrá millones de personas que antes no tenían seguro médico y [que] ahora buscarán atención para el cáncer", apuntó Schilsky.

Se proyecta que el costo anual total de la atención del cáncer en Estados Unidos alcance los 175 mil millones para 2020, un aumento del 40 por ciento respecto a 2010, según el informe.

El informe de la ASCO predijo que no habrá suficientes oncólogos disponibles para satisfacer esta demanda.

Una experta que no participó en el informe se mostró de acuerdo en que se avecina una gran brecha en los especialistas.

"Personalmente, creo que es un tema que sabemos que está sucediendo en la comunidad de la oncología, pero cuando se habla sobre el panorama general de la atención de salud, creo que estas cosas se pueden pasar por alto", planteó la Dra. Janna Andrews, médica encargada del departamento de medicina de la radiación del Instituto Oncológico North Shore-LIJ en Lake Success, Nueva York.

Andrews dijo que las personas en áreas rurales ya sienten los efectos de la escasez. "Es probable que ahora se vea más en áreas rurales, donde uno recibe un diagnóstico de cáncer y halla que el centro más cercano para el tratamiento está a dos horas de distancia", comentó.

Otro tema es que la fuerza laboral del propio campo también envejece, anotó el informe de la ASCO.

"Alrededor del 20 por ciento de los oncólogos que ejercen actualmente se acercan ahora a la edad de la jubilación, 65 años", dijo Schilsky. El número de oncólogos mayores de 64 años superó a los menores de 40 por primera vez en 2008, y se prevé que la brecha se amplíe.

El Dr. Steven Paulson, oncólogo y hematólogo de Texas Oncology, afiliado de la US Oncology Network en Dallas, dijo que algunos consultorios oncológicos están teniendo problemas.

"Los desafíos a los que se enfrentan los oncólogos médicos en funciones dificultan mucho que los consultorios oncológicos pequeños, e incluso los de tamaño mediano, sobrevivan", advirtió Paulson. "Muchos médicos mayores simplemente se jubilarán, lo que empeorará las escaseces que ya se proyectan".

Y la oferta de recién graduados probablemente no se mantenga al ritmo de la demanda, según la ASCO. A medida que la presión aumenta, muchos oncólogos sufrirán de agotamiento laboral y reducirán sus horas clínicas o abandonarán el campo del todo, sugirió el informe.

"La oncología es una especialidad sumamente demandante en que hay que estar disponible las 24 horas, los 7 días de la semana", apuntó Schilsky. "Se manejan personas que se enfrentan a unas enfermedades potencialmente letales, muchas de las cuales morirán de esa enfermedad. Hay que averiguar cómo lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida".

Los oncólogos podrían ayudar la situación al derivar algunos de sus tratamientos para el cáncer más sencillos a enfermeras autorizadas para expender recetas médicas o a asistentes médicos altamente capacitados. "Una vez tienen una capacitación adecuada, tienen las habilidades para manejar a los pacientes de cáncer sin complicaciones", aseguró Schilsky.

Los médicos de atención primaria también pueden desempeñar un rol, al encargarse de la atención de los supervivientes al cáncer. Los oncólogos pueden proveer un "plan de atención en la supervivencia" que anotará los efectos secundarios a largo plazo potenciales del tratamiento de un paciente, así como su riesgo de un cáncer futuro.

"Al maximizar todos los recursos en el sistema de atención de salud, creemos que podemos mitigar gran parte de esto", aseguró Schilsky.

El gobierno federal también puede ayudar al dedicar más dinero para el entrenamiento de nuevos oncólogos.

La mayoría de los nuevos médicos necesitan una beca de oncología de dos o tres años antes de estar listos para ejercer, y Medicare paga el primer año de ese entrenamiento en casi todos los programas académicos de oncología, señaló Schilsky.

Pero la financiación de Medicare para el entrenamiento médico ha disminuido, dijo, y eso ha limitado el número de médicos que pueden ahora solicitar una beca de oncología.

"Está limitando la disponibilidad de becas, incluso para las personas interesadas en recibir ese entrenamiento", lamentó Schilsky.

Más información

Para leer el informe completo sobre el estado de la atención del cáncer, visite la Sociedad Americana de Oncología Clínica (http://www.asco.org/stateofcancercare ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: Richard Schilsky, M.D., chief medical officer, American Society of Clinical Oncology; Janna Andrews, M.D., attending physician, department of radiation medicine, North Shore-LIJ Cancer Institute, Lake Success, N.Y.; Steven Paulson, M.D., oncologist and hematologist, Texas Oncology, US Oncology Network affiliate, Dallas; March 11, 2014, ASCO report, The State of Cancer Care in America: 2014