Health Information

La cirugía de 'Tommy John' hace que los lanzadores de las Grandes Ligas vuelvan al montículo

  • Home
  • Health Information
La cirugía de 'Tommy John' hace que los lanzadores de las Grandes Ligas vuelvan al montículo

Un estudio halló que la mayoría de los jugadores regresó al béisbol profesional, en ocasiones con mejores resultados

MARTES, 11 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- La llamada cirugía de "Tommy John" es muy efectiva con respecto a que los lanzadores de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) vuelvan a jugar, según una nueva investigación.

Cuatro de cada cinco lanzadores de las MLB que se sometieron a la cirugía de Tommy John para reparar la rotura de ligamento del codo finalmente volvieron a jugar, y lanzaron tan bien como lo hacían antes de su lesión.

Llegaron incluso a ganar más a menudo tras su cirugía que otros jugadores que nunca se sometieron a la cirugía, reportaron los autores del estudio el martes en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons, AAOS) en Nueva Orleáns.

"Solía ser una lesión que acababa con la carrera del deportista. Hoy en día, es una lesión de una o dos temporadas", comentó el Dr. William Levine, vocero de la AAOS y director del departamento de cirugía ortopédica de medicina deportiva del Hospital Presbiteriano de Nueva York y el Centro Médico de la Universidad de Columbia.

La cirugía de Tommy John reconstruye el ligamento colateral ulnar (LCU) roto. El LCU está situado en la parte interior del codo y conecta el hueso de la parte superior del brazo con un hueso del antebrazo.

En el béisbol, la lesión la sufren principalmente los lanzadores, pero también puede afectar a los receptores debido a la cantidad de ocasiones que lanzan durante un partido, dijo Levine, que no participó en el estudio.

"Se trata de una situación de traumatismo por un exceso de uso repetitivo. La rotación del codo es mucho más fuerte que lo que el ligamento puede soportar", explicó Levine. Comentó que los músculos que rodean la zona y la propia técnica de los jugadores son las únicas cosas que evitan que se produzcan más roturas del LCU. "Hay una discordancia entre la fuerza y la energía que sufre el ligamento y lo que puede soportar", explicó.

En el procedimiento, los cirujanos reemplazan el LCU lesionado por un tendón extraído del propio cuerpo del jugador, normalmente o del antebrazo o de la rodilla, dijo Levine.

Se puso el nombre a la cirugía en honor al primer jugador de béisbol que se sometió al procedimiento, el ex lanzador de Los Ángeles Dodgers, Tommy John. Su cirugía se realizó en 1974.

En el estudio, los médicos de Midwest Orthopaedics del Centro Médico de la Universidad de Rush en Chicago revisaron los expedientes de la MLB para identificar a los lanzadores que se sometieron a la cirugía de Tommy John entre 1986 y 2012.

Los investigadores hallaron a 179 lanzadores que se realizaron la cirugía de Tommy John y observaron cuál fue su rendimiento. "Tomamos sus estadísticas anteriores a la cirugía y las posteriores a la misma, y las comparamos", indicó el autor del estudio, el Dr. Brandon Erickson, residente de Midwest Orthopaedics de la Rush.

También compararon a los jugadores con un grupo de lanzadores a los que nunca se realizó esa cirugía.

Entre otros hallazgos encontraron lo siguiente:

  • Aproximadamente el 83 por ciento de los lanzadores regresaron con éxito a las MLB, y el 97 por ciento volvió a jugar en las MLB o en ligas menores.
  • Cinco lanzadores que se sometieron a la cirugía de Tommy John nunca pudieron volver a jugar.
  • Aproximadamente el 4 por ciento de las cirugías requirieron de revisiones.
  • Los lanzadores generalmente jugaron mejor tras la cirugía de Tommy John. Favorecieron más bases por bola y permitieron menos hits, carreras y jonrones. "Su rendimiento como lanzadores empeoró debido a su lesión, y por eso se sometieron a la cirugía", comentó Erickson. No obstante, los lanzadores también jugaron en menos innings después de la cirugía.
  • Los lanzadores que se realizaron la cirugía parecieron jugar mejor que el grupo de lanzadores de comparación que no necesitó la reconstrucción de Tommy John. Se embasaron menos por base por bolas y permitieron menos hits por inning.

El estudio fue publicado recientemente en la revista American Journal of Preventive Medicine.

"La cirugía no es un éxito al 100 por ciento", dijo Levine. "Pero si se trata de un lanzador de la MLB y tiene que pasar por el quirófano, saber que el 83 por ciento de sus colegas son capaces de volver a su nivel anterior de rendimiento es esperanzador".

Pero tanto Erickson como Levine expresaron su preocupación de que estos hallazgos podrían animar a jugadores más jóvenes de secundaria o universitarios a someterse a la cirugía de Tommy John con la creencia errónea de que podrían mejorar su rendimiento.

"Si usted está en una universidad, en los dos últimos años de bachillerato o en los primeros, y ha de someterse a la cirugía de Tommy John antes de llegar a jugar en las MLB, eso no mejora sus probabilidades de jugar finalmente en las MLB", afirmó Levine. "No le hace más fuerte, mejor ni más rápido. Pero si tiene el talento para estar en la MLB como lanzador y se rompe el ligamento del codo, podemos decir de forma bastante concluyente que hay una tasa alta de retorno al nivel de lanzamiento anterior".

Erickson añadió que estos jugadores jugaron muy bien porque hicieron un buen trabajo con la rehabilitación física antes de volver a jugar.

"Descansaron y se aseguraron de que estaban sanos antes de volver", dijo.

Más información

Para más información sobre la cirugía de Tommy John, visite la Universidad de Ciencia y Salud de Oregón (http://www.ohsu.edu/xd/health/services/ortho/getting-treatment/medial-ulnar-collateral.cfm ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Brandon Erickson, M.D., Midwest Orthopaedics, Rush University Medical Center, Chicago; William Levine, M.D., spokesman, American Orthopaedic Society for Sports Medicine, and director, sports medicine department of orthopedic surgery, NewYork-Presbyterian Hospital/Columbia University Medical Center, New York City; March 11, 2014, presentation, American Academy of Orthopaedic Surgeons meeting, New Orleans