Health Information

Glucosamina

The more you know about your health, the better prepared you are to make informed healthcare decisions. Our health library gives you the information you need to take charge of your health.

Formas del Suplemento/Nombres Alternativos

  • Sulfato de Glucosamina
  • Hidrocloruro de Glucosamina
  • N-Acetil Glucosamina

Uses

Otros Usos Propuestos

La glucosamina, usada con más frecuencia en la forma de sulfato de glucosamina, es una simple molécula derivada de la glucosa, el azúcar principal encontrada en la sangre. En la glucosamina, el átomo de oxígeno en la glucosa se reemplaza por un átomo de nitrógeno. El término químico para esta forma modificada de glucosa es amino azúcar.

La glucosamina se produce naturalmente en el cuerpo, donde es un bloque constructor clave para producir cartílago.

Estudios sugieren que los suplementos de glucosamina pueden aliviar el dolor y mejorar la movilidad en la osteoartritis , una enfermedad en la que el cartílago en las articulaciones se vuelve rígido y podría desgarrarse. Además de aliviar los síntomas, hay algo de evidencia de que la glucosamina podría retrasar en realidad el progreso de la enfermedad.

Fuentes

No hay U.S. Dietary Reference Intake (antiguamente conocida como la Recommended Dietary Allowance) para la glucosamina. Su cuerpo produce toda la glucosamina que necesita de los bloques de construcción encontrados en los alimentos.

La glucosamina no se obtiene normalmente directo de la comida. Los suplementos de glucosamina se derivan de la quitina, una sustancia encontrada en las cáscaras de los camarones, langostas y cangrejos.

Dosis Terapéuticas

Para la osteoartritis, una dosis típica de glucosamina es de 500 mg 3 veces al día. Una dosis de 1,500 mg tomada una vez al día también podría ser efectiva. 6 Sea paciente: Los resultados tardan semanas para desarrollarse.

La glucosamina está disponible en tres formas: Sulfato de glucosamina, hidrocloruro de glucosamina y N-acetil glucosamina. Todas las tres formas se venden como tabletas o cápsulas. Hay algo de disputa sobre cuál forma es la mejor.

La glucosamina se vende con frecuencia en combinación con la condroitina. No se conoce si este tratamiento de combinación es mejor que la glucosamina sola, aunque estudios en animales sugieren que éste podría ser el caso. 7, 8

Usos Terapéuticos

En balance, la evidencia de estudios doble ciego sugiere que la glucosamina es efectiva para la osteoartritis de leve a moderada. 9 - 15, 23, 24, 32, 41 - 45 Actúa de forma más lenta que los tratamientos convencionales tal como el ibuprofeno, pero parece producir aproximadamente beneficios equivalentes en tiempo. A diferencia de los tratamientos convencionales, la glucosamina podría ayudar a prevenir el daño articular progresivo, de este modo retrasando el tratamiento de la enfermedad. 15, 42

La glucosamina también ha mostrado algo de promesa para la osteocondritis de la rodilla, una enfermedad del cartílago relacionada a la osteoartritis. 46

Algunos atletas usan glucosamina, con la creencia (no demostrada) de que puede prevenir las lesiones musculares y de los tendones . También se ha sugerido como un tratamiento para la tendinitis . Sin embargo, no hay evidencia científica significativa para apoyar estos posibles usos.

¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Glucosamina?

Osteoartritis

Alivio de los Síntomas

Evidencia razonablemente buena indica que los suplementos de glucosamina alivian eficazmente el dolor y otros síntomas de la osteoartritis. Dos tipos de estudios han sido realizados, los que compararon la glucosamina contra el placebo y los que la compararon contra los medicamentos estándares.

En la categoría controlada por placebo , una de las mejores pruebas fue un estudio doble ciego de 3 años en 212 personas con osteoartritis de la rodilla. 15 Los participantes que recibían glucosamina mostraron síntomas reducidos en comparación a los que recibían un placebo.

También se observaron beneficios en otros estudios doble ciego controlados por placebo, que enlistaron a un total de más de 800 personas y con una variación en duración de 4 semanas a 3 años. 16, 32, 42, 44, 45

Otros estudios doble ciego que enlistaron a un total de más de 400 personas compararon la glucosamina contra el ibuprofeno y encontraron a la glucosamina igualmente efectiva que el medicamento. 19–21 Además, una de las pruebas controladas por placebo mencionada anteriormente (desafortunadamente, sólo reportada en forma de resumen) también incluyó gente a la que se le dio el medicamento piroxicam y de nuevo encontró beneficios equivalentes. 17, 18

No obstante, no todos los estudios encontraron beneficio. En tres estudios implicando un total de casi 300 individuos, el uso de la glucosamina fracasó en proporcionar cualquier mejoría significativa en los síntomas. 23, 24, 41 La explicación para esta discrepancia no es clara. Los autores de dos de estas pruebas sugieren como una posible explicación el que la glucosamina podría ser más efectiva en los casos relativamente leves de artritis; los participantes en sus estudios tenían artritis relativamente grave. 23, 41

Otros estudios analizaron los tratamientos de combinación que contenían glucosamina y condroitina. Un estudio de 6 meses de duración, doble ciego controlado por placebo, de 93 personas con artritis de rodilla, encontró que una combinación de glucosamina y condroitina (junto con manganeso ) fue más efectiva que el placebo. 22 Otro estudio doble ciego controlado por placebo evaluó la condroitina/glucosamina para TMJ (siglas en inglés para, enfermedad de la articulación temporomandibular) , pero encontró resultados equivocados. 47 Finalmente, en un estudio de importancia cuestionable, una crema tópica que contenía glucosamina, condroitina, alcanfor y aceite de menta resultó ser más efectiva que una crema de placebo que contenía sólo una ligera cantidad de aceite de menta. 48 No está claro si fue la glucosamina o la condroitina o el alcanfor y el aceite de menta lo que hizo la diferencia.

Los tratamientos convencionales para la osteoartritis reducen los síntomas pero no retrasan el progreso real de la enfermedad; de hecho, los medicamentos antiinflamatorios sin esteroides, como la indometacina, podrían acelerar en realidad el progreso de la osteoartritis interfiriendo con la reparación del cartílago y promoviendo la destrucción del mismo. 1 - 5 La glucosamina podría ser más útil en este aspecto.

Un estudio doble ciego controlado por placebo de 3 años en 212 personas encontró indicaciones de que la glucosamina podría proteger a las articulaciones de daño adicional. 25 En el transcurso del estudio, los individuos a quienes se les dio glucosamina mostraron alguna mejoría real en el dolor y la movilidad, mientras que a los que se les dio placebo empeoraron constantemente. Quizá incluso más importante, las radiografías mostraron que el tratamiento de glucosamina previno el daño progresivo a la articulación de la rodilla.

Un estudio de 3 años independiente que enlistó a 202 personas confirmó los resultados. 42 No obstante, hay muchas preguntas sobre los métodos más apropiados para determinar el progreso de la osteoartritis y se ha disputado la base de la relevancia de ambos estudios.

La glucosamina parece estimular las células del cartílago en las articulaciones para hacer proteoglicanos y colágeno, dos proteínas esenciales para la función apropiada de las articulaciones. 28 - 32 La glucosamina también podría ayudar a prevenir a que el colágeno se rompa. 33

Un estudio doble ciego controlado por placebo de 12 semanas examinó la efectividad de la glucosamina a 2,000 mg al día de 50 personas con dolor de rodilla continuo, en mayor parte causado por osteocondritis (daño al cartílago articular de la rodilla) más que a la osteoartritis. 46 Los resultados fueron de alguna forma equívocos, pero parecieron indicar que la glucosamina podría mejorar los síntomas. No obstante, algunos participantes también podrían haber tenido osteoartritis, así que los resultados de este estudio son un poco difíciles de interpretar.

Temas de Seguridad

La glucosamina parece ser un tratamiento generalmente seguro y no ha sido asociada a efectos secundarios significativos. Unos cuantos reportes de caso y estudios en animales plantearon preocupaciones de que la glucosamina pudiera ser dañina para los individuos con diabetes pero estudios subsecuentes han tenido la tendencia a disipar estas preocupaciones.

Hay un reporte de caso de una reacción alérgica a un producto de glucosamina/condroitina, causando exacerbación asma. 49

Revision Information

  • 1

    Brandt KD. Effects of nonsteroidal anti-inflammatory drugs on chondrocyte metabolism in vitro and in vivo. Am J Med . 1987;83(5A):29 - 34.

  • 2

    Brooks PM, Potter SR, Buchanan WW. NSAID and osteoarthritis - help or hindrance? J Rheumatol. 1982;9:3 - 5.

  • 3

    Shield MJ. Anti-inflammatory drugs and their effects on cartilage synthesis and renal function. Eur J Rheumatol Inflamm . 1993;13:7 - 16.

  • 4

    Palmoski MJ, Brandt KD. Effects of some nonsteroidal antiinflammatory drugs on proteoglycan metabolism and organization in canine articular cartilage. Arthritis Rheum . 1980;23:1010 - 1020.

  • 5

    Rashad S, Revell P, Hemingway A, et al. Effect of non-steroidal anti-inflammatory drugs on the course of osteoarthritis. Lancet . 1989;2:519 - 522.

  • 6

    Reginster JY, Deroisy R, Rovati L, et al. Long-term effects of glucosamine sulphate on osteoarthritis progression: a randomised, placebo-controlled clinical trial. Lancet. 2001;357:251 - 256.

  • 7

    Lippiello L, Woodward J, Karpman R, et al. In vivo chondroprotection and metabolic synergy of glucosamine and chondroitin sulfate. Clin Orthop. 2000;(381):229 - 240.

  • 8

    Lippiello L, Karpman RR, Hammad T. Synergistic effect of glucosamine HCL and chondroitin sulfate on in vitro proteoglycan synthesis by bovine chondrocytes. Presented at: American Academy of Orthopaedic Surgeons 67th Annual Meeting; March 15 - 19, 2000; Orlando, Fla.

  • 9

    Noack W, Fischer M, Forster KK, et al. Glucosamine sulfate in osteoarthritis of the knee. Osteoarthritis Cartilage . 1994;2:51 - 59.

  • 10

    Rovati LC. A large, randomized, placebo-controlled, double-blind study of glucosamine sulfate vs. piroxicam and vs. their association, on the kinetics of the symptomatic effect in knee osteoarthritis. Osteoarthritis Cartilage. 1994;2(suppl 1):56.

  • 11

    Rovati LC. The practical development of a selective drug for osteoarthritis: glucosamine sulfate. Presented at: The Ninth EULAR Symposium; October 7 - 10, 1996; Madrid, Spain.

  • 12

    Qiu GX, Gao SN, Giacovelli G, et al. Efficacy and safety of glucosamine sulfate versus ibuprofen in patients with knee osteoarthritis. Arzneimittelforschung. 1998;48:469 - 474.

  • 13

    Muller-Fassbender H, Bach GL, Haase W, et al. Glucosamine sulfate compared to ibuprofen in osteoarthritis of the knee. Osteoarthritis Cartilage . 1994;2:61 - 69.

  • 14

    Thie NM, Prasad NG, Major PW. Evaluation of glucosamine sulfate compared to ibuprofen for the treatment of temporomandibular joint osteoarthritis: a randomized double blind controlled 3 month clinical trial. J Rheumatol. 2001;28:1347 - 1355.

  • 15

    Reginster JY, Deroisy R, Rovati L, et al. Long-term effects of glucosamine sulphate on osteoarthritis progression: a randomised, placebo-controlled clinical trial. Lancet. 2001;357:251 - 256

  • 16

    Noack W, Fischer M, Forster KK, et al. Glucosamine sulfate in osteoarthritis of the knee. Osteoarthritis Cartilage . 1994;2:51 - 59.

  • 17

    Rovati LC. A large, randomized, placebo controlled, double-blind study of glucosamine sulfate vs. piroxicam and vs. their association, on the kinetics of the symptomatic effect in knee osteoarthritis. Osteoarthritis Cartilage. 1994;2(suppl 1):56.

  • 18

    Rovati LC. The practical development of a selective drug for osteoarthritis: glucosamine sulfate. Presented at: The Ninth EULAR Symposium; October 7 - 10, 1996; Madrid, Spain.

  • 19

    Qiu GX, Gao SN, Giacovelli G, et al. Efficacy and safety of glucosamine sulfate versus ibuprofen in patients with knee osteoarthritis. Arzneimittelforschung. 1998;48:469 - 474.

  • 20

    Muller-Fassbender H, Bach GL, Haase W, et al. Glucosamine sulfate compared to ibuprofen in osteoarthritis of the knee. Osteoarthritis Cartilage . 1994;2:61 - 69.

  • 21

    Thie NM, Prasad NG, Major PW. Evaluation of glucosamine sulfate compared to ibuprofen for the treatment of temporomandibular joint osteoarthritis: a randomized double blind controlled 3 month clinical trial. J Rheumatol. 2001;28:1347 - 1355.

  • 22

    Das A Jr and Hammad TA. Efficacy of a combination of FCHG49 glucosamine hydrochloride, TRH122 low molecular weight sodium chondroitin sulfate and manganese ascorbate in the management of knee osteoarthritis. Osteoarthritis Cartilage . 2000;8:343 - 350.

  • 23

    Rindone JP, Hiller D, Collacott E, et al. Randomized, controlled trial of glucosamine for treating osteoarthritis of the knee. West J Med. 2000;172:91 - 94.

  • 24

    Houpt JB, McMillan R, Wein C, et al. Effect of glucosamine hydrochloride in the treatment of pain of osteoarthritis of the knee. J Rheumatol. 1999;26:2423 - 2430.

  • 25

    Reginster JY, Deroisy R, Rovati L, et al. Long-term effects of glucosamine sulphate on osteoarthritis progression: a randomised, placebo-controlled clinical trial. Lancet. 2001;357:251 - 256.

  • 26

    Cohen M, Wolfe R, Mai T, et al. A randomized, double blind, placebo controlled trial of a topical cream containing glucosamine sulfate, chondroitin sulfate, and camphor for osteoarthritis of the knee. J Rheumatol . 2003;30:523 - 528.

  • 27

    Tallia AF, Cardone DA. Asthma exacerbation associated with glucosamine-chondroitin supplement. J Am Board Fam Pract . 2002;15:481 - 484.

  • 28

    Jimenez SA. The effects of glucosamine on human chondrocyte gene expression. Presented at: The Ninth EULAR Symposium; October 7 - 10, 1996; Madrid, Spain.

  • 29

    Hellio MP. The effects of glucosamine on human osteoarthritic chondrocytes. In vitro investigations. Presented at: The Ninth EULAR Symposium; October 7 - 10, 1996; Madrid, Spain.

  • 30

    Setnikar I, Pacini MA, Revel L. Antiarthritic effects of glucosamine sulfate studied in animal models. Arzneimittelforschung . 1991;41:542 - 545.

  • 31

    Setnikar I. Antireactive properties of "chondroprotective" drugs. Int J Tissue React . 1992;14:253 - 261.

  • 32

    Crolle G, D'Este E. Glucosamine sulfate for the management of arthrosis: a controlled clinical investigation. Curr Med Res Opin . 1980;7:104 - 109.

  • 33

    Qiu GX, Gao SN, Giacovelli G, et al. Efficacy and safety of glucosamine sulfate versus ibuprofen in patients with knee osteoarthritis. Arzneimittelforschung. 1998;48:469 - 474.

  • 34

    Shankar RR, Zhu JS, Baron AD. Glucosamine infusion in rats mimics the beta-cell dysfunction of non-insulin-dependent diabetes mellitus. Metabolism. 1998;47:573 - 577.

  • 35

    Head K. Personal communication of case reports. 1999.

  • 36

    Patti ME, Virkamaki A, Landaker EJ, et al. Activation of the hexosamine pathway by glucosamine in vivo induces insulin resistance of early postreceptor insulin signaling events in skeletal muscle. Diabetes. 1999;48:1562 - 1571.

  • 37

    Virkamaki A, Yki-Jarvinen H. Allosteric regulation of glycogen synthase and hexokinase by glucosamine-6-phosphate during glucosamine-induced insulin resistance in skeletal muscle and heart. Diabetes. 1999;48:1101 - 1107.

  • 38

    Almada AL, Harvey PW, Platt KJ. Effect of chronic oral glucosamine sulfate upon fasting insulin resistance index (FIRI) in nondiabetic individuals [abstract]. FASEB J. 2000;14:A750.

  • 39

    Monauni T, Zenti MG, Cretti A, et al. Effects of glucosamine infusion on insulin secretion and insulin action in humans. Diabetes. 2000;49:926 - 935.

  • 40

    Ajiboye R, Harding JJ. The non-enzymic glycosylation of bovine lens proteins by glucosamine and its inhibition by aspirin, ibuprofen and glutathione. Exp Eye Res. 1989;49:31 - 41.

  • 41

    Hughes R, Carr A. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial of glucosamine sulphate as an analgesic in osteoarthritis of the knee. Rheumatology (Oxford). 2002;41:279-284.

  • 42

    Pavelka K, Gatterova J, Olejarova M, et al. Glucosamine Sulfate Use and Delay of Progression of Knee Osteoarthritis: A 3-Year, Randomized, Placebo-Controlled, Double-blind Study. Arch Intern Med. 2002;162:2113-2123.

  • 43

    McAlindon TE, LaValley MP, Gulin JP, et al. Glucosamine and chondroitin for treatment of osteoarthritis: a systematic quality assessment and meta-analysis. JAMA . 2000;283:1469 - 1475.

  • 44

    D'Ambrosio E, Casa B, Bompani R, et al. Glucosamine sulphate: a controlled clinical investigation in arthrosis. Pharmatherapeutica . 1981;2:504 - 508.

  • 45

    Drovanti A, Bignamini AA, Rovati AL. Therapeutic activity of oral glucosamine sulfate in osteoarthrosis: a placebo-controlled double-blind investigation. Clin Ther . 1980;3:260 - 272.

  • 46

    Braham R, Dawson B, Goodman C. The effect of glucosamine supplementation on people experiencing regular knee pain. Br J Sports Med . 2003;37:45 - 49.

  • 47

    Nguyen P, Mohamed SE, Gardiner D, et al. A randomized double-blind clinical trial of the effect of chondroitin sulfate and glucosamine hydrochloride on temporomandibular joint disorders: a pilot study. Cranio . 2001;19:130 - 139.

  • 48

    Scroggie DA, Albright A, Harris MD. The effect of glucosamine-chondroitin supplementation on glycosylated hemoglobin levels in patients with type 2 diabetes mellitus: a placebo-controlled, double-blinded, randomized clinical trial. Arch Intern Med . 2003;163:1587 - 1590.

  • 49

    Yu JG, Boies SM, Olefsky JM. The effect of oral glucosamine sulfate on insulin sensitivity in human subjects. Diabetes Care . 2003;26:1941 - 1942.